Buscar
  • Terraillon México

¿Cómo luchar contra el insomnio?


El insomnio es una enfermedad grave, más o menos crónica, que afecta a 1 de cada 5 personas. Si tiene dificultad para conciliar el sueño, se despierta durante la noche y en ocasiones tiene dificultad para conciliar el sueño de nuevo, si se despierta demasiado temprano por la mañana y se siente cansado, es posible que esté sufriendo de insomnio. El insomnio pasa factura a su vida diaria. Durante el día suele ir acompañado de fatiga, dificultad para concentrarse o prestar atención, pero también irritabilidad.


¿Cómo luchar contra el insomnio? Dormir bien por la noche es fundamental para su bienestar. El insomnio es un trastorno del sueño muy común en los países occidentales. A menudo es provocada por el estrés y la ansiedad y puede convertir rápidamente sus noches en pesadillas. Puede ser transitorio, o crónico cuando ocurre más de 3 veces por semana durante más de 3 meses, pero corresponde a una disminución en la calidad y/o cantidad del sueño que luego se recupera insuficientemente.

Las personas con estrés o ansiedad tienen entre 7 y 10 veces más probabilidades de tener insomnio crónico que otras. Y, lamentablemente, este insomnio se vuelve perjudicial para su bienestar y su salud.

¿Qué es una buena noche? La cantidad de horas de sueño necesarias varía según la edad y el individuo. La mayoría de los adultos necesitan entre 7 y 8 horas de sueño por noche. Sin embargo, se considera que el tiempo que tarda una persona en conciliar el sueño debe ser de 20 a 30 minutos. Cabe señalar que si los despertares nocturnos son completamente normales, su total debe ser inferior a 20 minutos.

Hay muchas causas de insomnio. Una gran mayoría de insomnio está relacionado con trastornos psicológicos más o menos graves, como el estrés, la ansiedad o la depresión. El ciclo es vicioso si los episodios de insomnio se repiten día tras día porque los afectados están ansiosos por tener una muy mala noche. Entonces el sueño se vuelve más difícil de encontrar. Los síntomas son diversos: dificultad para conciliar el sueño, sueño ligero o incluso irregular, despertares nocturnos, pesadillas y pensamientos lúgubres ... suele ser la ansiedad relacionada con problemas personales o profesionales la que favorece el insomnio.

El insomnio está particularmente presente a la hora de acostarse, pero puede hacer que se despierte muy temprano por la mañana sin poder conciliar el sueño nuevamente. Por la mañana nos sentimos cansados, irritables y el día puede ir acompañado de una somnolencia difícil de manejar. También se observan generalmente trastornos de atención y memoria, dificultad para concentrarse durante el día.

Luz de pantalla azul

En la gran mayoría de los casos, corregir los malos hábitos es suficiente para ayudarte a conciliar el sueño.

Necesitamos poner en marcha nuevas estrategias y adoptar comportamientos más apropiados, a saber: Establezca un ritual a la hora de acostarse, constante y regular, que le ayude a encontrar gradualmente un sueño normal, respetar los horarios regulares de acostarse y levantarse.


Por la noche, evitar cenas demasiado copiosas, el consumo de cafeína y alcohol que interrumpe el sueño y favorece los despertares nocturnos, o fumar.

No se recomienda la práctica de una actividad deportiva en las 4 horas anteriores al sueño.

La luz azul interrumpe la secreción normal de melatonina (la hormona del sueño) y altera el reloj biológico, que a su vez participa en la regulación del sueño.

Así que evita absolutamente (y también a tus adolescentes) las tardes que pasan frente a una pantalla (videojuego, internet, smartphone ...), que van en contra del proceso de quedarse dormido.


¡El papel de la luz es importante! La relajación y la terapia de luz son, obviamente, áreas a favorecer.

De hecho, el reloj biológico participa en la regulación del sueño. Nuestro reloj interno, que define la alternancia entre la vigilia y el sueño según el ritmo circadiano (un ritmo biológico que dura 24 horas), está sujeto a la influencia de factores externos como el trabajo, el descanso o incluso actividad, dieta, ejercicio físico pero también factores ambientales como la luz o el sonido.

El inicio del invierno y la caída del brillo, la exposición nocturna a tabletas o teléfonos inteligentes, los cambios de horario y el desfase horario tienen un impacto significativo en el reloj biológico y ralentizan la secreción de melatonina. hormona que promueve el sueño.


Por tanto, la luz permitirá resincronizar el ritmo circadiano alterado y restaurar la secreción de neurotransmisores implicados en el reloj circadiano, pero también en la regulación del sueño y la vigilia.

Durante el período diurno, la luz azul promoverá la secreción de serotonina, dopamina y cortisol e inhibirá la liberación de melatonina.

Durante el período nocturno, la luz roja promoverá la secreción de melatonina e inhibirá la liberación de serotonina, dopamina y cortisol.


Por ello, Terraillon ha diseñado soluciones para conciliar el sueño y el despertar validadas científicamente por estudios clínicos y el Centro Europeo del Sueño.

Gracias a la combinación de luz y sonidos adecuados, Terraillon le ofrece una amplia gama de activadores del sueño o luces de despertador que le permiten conciliar el sueño suavemente con el programa de coherencia cardíaca, y despertar de forma natural.

Dependemos principalmente de la terapia de luz porque la luz es un potente regulador de nuestro reloj biológico y, por tanto, de nuestro sueño.



7 vistas0 comentarios